7 cosas especiales que solo puedes hacer en verano

Suponemos que ya te has dado cuenta, pero por si acaso: ¡estamos en verano! Es esa época del año en la que todo el mundo habla de vacaciones, planes, playa, calor y… más calor. Así que vamos a poner nuestro granito de arena y contarte algunas cosas que solo puedes hacer en esta maravillosa época del año y que quizá no habías pensado hasta ahora.

1) Escuchar el maravilloso canto de las chicharras.

Gracias a la chicharra, cigarra o cícada el verano (sobre todo en el sur de España) tiene su propia banda sonora. Levantarte un día de agosto con 30 grados a la sombra mientras por la ventana entra el armonioso canto de su abdomen no tiene precio.

2) Caminar descalzo sin que se te congelen los pies.

Somos homínidos y, como tales, nuestras extremidades inferiores están diseñadas para caminar adaptándose a todo tipo de terreno gracias a los músculos y articulaciones del pie. Así que, ¿por qué desaprovechar semejante maquinaria calzándola? Libérate de las chanclas y sandalias y atrévete a caminar descalzo en casa, en el campo o en la playa sin temor a los sabañones.

3) Dormir la siesta viendo el ciclismo.

El Giro de Italia, la Dauphiné, el Tour de Francia y la Vuelta a España. Las bicicletas son para el verano y, aunque no somos ciclistas profesionales, no hay nada como disfrutar de sus andanzas a través de la televisión en la mejor hora del día… para una siesta. Disfruta del planazo en ese sofá fresco,con las persianas casi bajadas y un buen cojín bajo la cabeza.

4) Llevar pantalón corto sin complejos (ellos).

La penitencia de ir todo el año con las piernas tapadas y los calcetines hasta la rodilla debe tener su compensación en verano. Así que, chicos, ya podéis sacar vuestras bermudas: de colores, a cuadros o rayas, más o menos cortas… Os dejamos que escojáis vuestro estilo y disfrutéis del aire cálido en las pantorrillas.

5) Liberar los hombros al aire (ellas).

Después del duro invierno de cuello vuelto y la primavera de pañuelos al cuello, en verano por fin llega la hora de los hombros. Llegan los tirantes salvadores y los grandes escotes para dar un respiro a todas y dejar que el sol broncee a su antojo.

6) Hacer moragas.

¿Sabías que también puedes comer, beber y disfrutar en la playa de noche? Pues sí. Se llama «moraga” y si eres de Málaga como nosotros sabrás bien de lo que estamos hablando. Si no lo eres, ¿a qué esperas? Tráete un poco de música y unos cuantos tuppers, y vamos a bailar hasta que el cuerpo aguante, disfrutando además de una espectacular puesta de sol a las 9 de la noche.

7) Aprovechar las rebajas para comprar abrigos.

Ahora que todo el mundo piensa en bikinis y sandalias, es tu momento. Y lo sabes. Prepara la tarjeta de crédito y mentalízate para probarte chubasqueros, chaquetas y trenkas de lana. Podrás encontrar las mejores gangas pero, eso sí, dirige tu búsqueda a las tiendas con el aire acondicionado más potente.

¿Y tú? ¿Cuáles son esas pequeñas cosas que haces solo en verano y que le añaden salseo a tus calores? Cuéntanos, que estamos deseando aumentar nuestro catálogo estival. Eso sí, hagas lo que hagas, ¡felices vacaciones!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Entradas recientes

Deja un comentario

Empiece a escribir y pulse Intro para buscar

GAP Academy - Diccionario marketing publicidad